El día de tu boda es un momento muy especial, irrepetible, todos lo sabemos. Pero, una vez pasado el enlace (y te aseguro que pasa realmente rápido) ¿qué queda de todo ese día? Yo creo firmemente que lo más importante que queda son los recuerdos de esos momentos increíbles que vivisteis. Y en esos recuerdos las fotos juegan un papel fundamental. Son, verdaderamente, las que os permitirán revivir siempre que queráis ese día tan maravilloso e inolvidable.

Como fotógrafa, cada boda es sumamente especial para mí. La vivo al 300% con los novios. Me emociono con ellos. Me río con ellos. Lloro con ellos. Siempre trato de que en mis imágenes queden reflejados todos esos sentimientos que afloran en una boda, que queden recogidos esos instantes mágicos para que, una vez pasado el tiempo, podáis seguir recordándolos y revivirlos tal como fueron.

Mi estilo fotográfico es fotoperiodístico. Me gusta fotografiar las bodas con la intención de contar la historia de ese enlace, de esos novios y de ese día tan especial que vivieron con sus familiares y amigos. Por eso, siempre intentaré captar las cosas que vayan sucediendo ante mi cámara sin una gran intervención por mi parte. Me gusta que la fotografía de bodas sea natural, espontánea, que hable de esos sentimientos que se vivieron el día de la ceremonia, de los abrazos, los besos, las lágrimas y las risas, la alegría y la fiesta. Eso no quiere decir que no haya algún momento en el que le pida a los novios que hagan determinada cosa o miren a cámara, pero serán muy puntuales.

Para que mi trabajo refleje todo eso que comento, necesito contar con la confianza y complicidad de los novios. Por eso, siempre les insisto en la importancia de hacer una preboda, como una forma de conocernos un poco mejor, soltar los nervios y relajarnos delante de la cámara. Además, la experiencia me dice que esas fotos terminan siendo también un bonito recuerdo para las parejas a las que fotografío. Son unas fotos de pareja relajadas, en un entorno bonito, con las que ganamos confianza. Y eso es esencial de cara al día de la boda.

Mi reportaje de bodas cubre desde el inicio de los preparativos de la novia y del novio (ya sea en sus casas o dónde se estén alojando) hasta una hora después del baile de bodas. Mi entrega será total en todo ese tiempo. Estaré siempre alerta para captar esos momentos especiales. Mis tarifas son varias y dependen del tipo de enlace, horario del mismo y, sobre todo, de si incluye postboda, slideshow, álbum o complementos como álbumes para padres. Contactad conmigo si estáis interesados en que sea tu fotógrafa para tu enlace y estaré encantada de reunirme con vosotros y explicároslo todo al detalle y sin ningún tipo de compromiso.

¿Nos vamos de boda :-)?

He leído y acepto la política de privacidad