¿Qué decir de la fotografía boudoir? Que enamora. Es un tipo de reportaje fotográfico mucho más íntimo y personal, donde la persona suele posar en ropa interior o incluso con partes de su cuerpo desnudas, pero en la que priman la elegancia y la sensualidad, sugerir y provocar más que enseñar.

No hay que tener un cuerpo perfecto para regalarse un reportaje de este tipo. Todos somos hermosos a nuestra bella e imperfecta manera y todos podemos lucir sensacionales en unas fotos íntimas y sensuales, elegantes, sugerentes, divertidas, que retraten escenas cotidianas desde otro punto de vista. Créeme, es cierto.

Cada vez son más personas las que se animan a contratar a un fotógrafo/a para un reportaje de fotografía boudoir. La sesión se puede realizar en estudio, aunque recomendamos hacerla mejor en tu propia vivienda o en la habitación de un hotel, por ejemplo. Esto nos permitirá jugar con muchísimos más elementos y recrear esa cotidianeidad que tan bien luce en este tipo de fotos.

Puedes optar por hacerte las fotos tú solo/a o con tu pareja, si lo prefieres. Buscaré que la sesión se adapte siempre a tu estilo personal, a cómo eres, para que siempre estés cómodo/a y te veas perfectamente representado/a. Trabajaré para que todo sea fácil y cómodo para ti, no quiero poses forzadas ni en la que estés tenso/a porque eso estropearía la magia de este tipo de fotos.

¿Quieres tener un reportaje que saque a la luz tu lado más sensual y, a la vez, elegante? Sin duda, será un recuerdo único que volverás a mirar una y otra vez. No pierdas la oportunidad y contáctame ya para ver precios y opciones. Una sesión de este tipo requiere mucha preparación, hay que coordinar equipos de peluquería y maquillaje, ver la ubicación, analizar posibles ideas… Así que no lo aplaces, cuando antes reserves más posibilidades hay de que podamos hacer la sesión en un breve plazo de tiempo y antes tendrás tus maravillosas fotos.

He leído y acepto la política de privacidad