“La fotografía me parece algo casi mágico. Un click y un instante de vida, de emociones, de sentimientos o de belleza queda grabado y se convierte en un recuerdo para siempre. Todo gracias a esa luz que nos rodea, que nos invade y nos cautiva.”

Eventos como las bodas reúnen para mí toda esa magia. Hay sentimientos, muchos, y están a flor de piel. Emociones, risas, nervios, amistad y amor, mucho amor. Por eso disfruto tanto fotografiando bodas. Son momentos únicos, inolvidables, que gracias a mi cámara podréis volver a recordar. Y eso lo hace súper importante para mí. En cada boda, en cada sesión (ya sea de embarazo, pareja, familia o de retratos), doy el 300% de mí, porque lo vivo con vosotros. Me encanta la fotografía documental y fotoperiodística (estudié Periodismo, así que era algo inevitable…). Buscaré siempre captar los momentos pasando desapercibida, aunque en algunas ocasiones, en los reportajes a solas con los novios, también intente dirigirlos levemente para incorporar algunos matices relacionados con la fotografía de retrato y moda.

Quiero fotografiar vuestra boda tal y como sucede, captando todas esas emociones de vuestro gran día. Dejar un testimonio gráfico de lo que pasó y que luego podáis revivirlo todo. Siempre me esforzaré al máximo para hacerlo lo mejor posible y para ayudaros en todo lo que necesitéis, porque vuestros recuerdos son fundamentales para mí.

Nací y vivo en Huelva, un pequeño y hermoso rincón al sur del sur. Pero mi espíritu es nómada y aventurero y me fascina viajar. ¡Así que estoy dispuesta a ir dónde sea para fotografiar vuestra boda o evento especial! ¡Sólo tenéis que proponérmelo, por muy loco que parezca! Adoro a mi familia y a mis amigos. Pasar momentos con ellos es otra de mis pasiones. Leer, bailar, la playa, el campo, montar en bici, mis mascotas, las cosas sencillas y los pequeños momentos que hacen que la vida realmente valga la pena. ¿Hablamos?